,

Jerencio: Día del amigo

 Festividad pedorra y comercial si las hay, el “Día del Amigo” no es más que otro invento del capitalismo para vender regalos. Este sistema perverso no se contenta con que tengas que comprar constantemente aparatos que luego no van a servir, por la aparición de un modelo nuevo: también te exige adquirir regalos para tus seres queridos, en sus días específicos, a modo de expresar un sentimiento. Para colmo, la falsa conciencia impuesta por la clase dominante inculca la idea de que no celebrar dichas fechas es sinónimo de desinterés hacia tus familiares y amigos, lo que deriva en peleas y rechazos por parte de estos. Preguntas como “¿Qué vamos a hacer el día del amigo?”, “¿Dónde nos juntamos?” o “¿Va a haber minas?”, son frecuentemente escuchadas los días previos, como si hubiese una especie de “jurado de la amistad”, que nos observa desde el cielo y nos puede llegar a condenar a la octava prisión del inframundo de Hades si no cumplimos con el ritual exigido.

“Nene, tenés menos amigos que yo en el día del amigo”

 Y no sólo esos problemas vienen adheridos a este día. También están esas personas que se relacionan con Díos y medio mundo, y se llevan con tanta gente que se les resulta ya complicado distinguir a sus amigos de los simples “compinches de salida”, como bien denominó una vez un amigo (que ya no lo es más, sólo me dejo esa frase). Al no poder estar con todos a la vez por una razón lógica, estas personas deben elegir cuidadosamente con quienes pasar la fecha, para luego aguantarse las reprimendas del resto. Cabe resaltar que éste tipo de gente se refiere a todos sus conocidos como “amigos”, pero sería raro encontrar a alguno dentro de ese universo que verdaderamente lo sea. Para ellos, un mensaje igual para todos sus contactos del celular es lo mismo que un abrazo a un amigo. Idiotas, los odio.

“Forever Alone no tiene problemas en el Día del Amigo”

 Personalmente, me junto con mis amigos en este día por ellos. Pero quiero resaltar que no necesito demostrar, ni hace falta que me lo demuestren, una especie de cariño o importancia al estar presente en el día de la festividad. Podríamos tomarlo como una excusa más para salir a chupar, sería lo ideal, así como Navidad, Año Nuevo, Pascuas, el día de la Bandera o el nacimiento del Ché Guevara. Lo importante es no dejarse llevar por esa maldita idea de festejar si o si, como si fuese una cuestión de vida o muerte. Por favor, no le sigamos el juego al sistema.

Para finalizar, quiero ocupar este espacio para aclarar que el dueño del blog no necesariamente comparte las opiniones escritas en este pequeño lugar, respondiendo así a la gente que preguntaba por el artículo anterior. Por último, y para ser incoherente conmigo mismo (y seguir así la línea de este medio) quiero saludar a mis amigos, esos tipos que “andan conmigo este camino”, diría Iorio. Gente de mierda si las hay, pero gente a la que quiero… y no voy a seguir diciendo más nada porque tengo órdenes de odiar. Pero bueno, “¿será por eso que aunque yo rezo no creo en el perdón?”.

Gracias. 

Facebook

YouTube