, , , , , , ,

Jerencio: "Vivir a lo Yao"

 La Escuela de Frankfurt es una institución alemana que se formó en los años 30, con un grupo de teóricos marxistas enmarcados en un paradigma crítico (concebían a la sociedad en términos conflictivos, basados en el materialismo histórico y la dialéctica). Estos autores, con Horkheimer, Adorno y Benjamin como máximos exponentes,  propusieron que la filosofía no debía quedarse en estancada en meros postulados teóricos con palabras complicadas, sino que su principal función era la de mejorar la vida de los hombres. Para esto, la filosofía debía poder aplicarse a la realidad social, sustentada por supuesto en un basamento teórico, pero con la capacidad de ponerse en práctica empíricamente.

“Horkheimer jamás imaginó que iba a ser citado en un texto de éste blog”
Luego de unos meses de estudio, he descubierto una nueva filosofía capaz de ser aplicada a la realidad social, además de tener un fundamento teórico. Quizá esto último no sea de tanta complejidad, pero estoy seguro de que es lo suficiente seguro para cumplir con el objetivo primordial de mejorar la vida de los hombres. Se trata de la Filosofía Yao Ming. Probablemente, estimado lector, su mente le remitirá al jugador de la NBA. Hasta podría haber algún desprevenido que piense que la nueva doctrina a la que me refiero está relacionada con la filosofía china. Los primeros no están alejados de la realidad, puesto que está basado en la imagen del basquetbolista de Houston Rockets. Sin embargo, no tiene nada que ver con la escritura del Yi Jing, ni nada por el estilo.
La Filosofía Yao Ming está basada en el meme de Cuanto Cabrón, que expresa un total desinterés por cualquier acontecimiento de la vida en el cual requiera esfuerzo alguno. Expresiones como “me la suda” o “lo va a hacer su puta madre”, son comunes en este meme que, a su manera, desarrolla un modo de vida que más de un flojo envidiaría.

"ni pienso leer éste articulo"

Particularmente, esta semana he aplicado la filosofía del maestro Yao: tenía dos finales y no rendí ninguno, tenía que salir para hacer trámites y tampoco lo hice. En fin, una serie de actividades que no son difíciles de realizar, pero que en la sumatoria se convierten en una molestia para llevar a cabo una vida armoniosa y tranquila. Gracias a esta nueva filosofía, decidí que todo me la sudara, y que las cosas la iba a hacer su puta madre. Ahora, me siento feliz conmigo mismo, no tanto como Román con papas fritas y gaseosa, pero lo suficiente como para relajarme y disfrutar. Nunca me he sentido tan relajado y armonizado con mi entorno, ni siquiera con la marihuana.

Si bien es cierto que hay obligaciones que no podemos dejar de lado por culpa de este sistema perverso, recomiendo tener en cuenta este modo de vida para aplicarlo en algunas circunstancias, y verán como todo parecerá mas simple de lo que parece, además de que se sentirán mas a gusto con su desagradable y horrenda existencia.

Gracias.

Éstos artículos pertenecen cuyos títulos empiezan con "Jerencio" pertenecen, valga la redundancia a Jerencio. El Dueño del Blog no tiene ni la más mínima idea de que se tratan.

Facebook

YouTube