, , ,

La gente no está tan loca

 Salvo el atrevimiento del dueño de esta página de publicar lo del miércoles bajo mi firma, estuve a punto de no aparecer hoy. Pensé en eso no por sentirme mal, sino que he llegado a este viernes cansado. De todas formas, me encuentro feliz por el hecho de haber cumplido con los objetivos planificados para esta altura del año, y eso que estuve a punto de abandonar todo. ¡Vaya cagón! Ni me quiero imaginar qué hubiera dicho Mi Padre si tomaba semejante decisión.

En realidad me falta una cosa: pedirle matrimonio a la mujer de mi vida.


Hablando de Hades, esta vez voy a nombrarlo para darle mis más sinceros y sensuales agradecimientos. Ahora que conozco la razón de mi vida puedo darme cuenta de muchas cosas, y creo que mi concepción fue lo mejor que pudo hacer por mí. Si hay algo que la vida tiene de sobra es contratiempos (además de porno), y si no fuera por la gente que me rodea a esta altura estaría en el inframundo, tratando de que no me coman los espíritus que no pueden descansan en paz. Así que ya lo saben: mándenme policías corruptos, vasos de tequila, mujeres de mierda, raspones en los codos, mordeduras de Bruce, finales de Estética e Historia del Arte, recuperatorios de materias de mierda… Con el equipo que tengo le juego a cualquiera.

¡Forros!

La semana que viene pienso arrancar otra vez con análisis políticos, sociales y culturales; desde el punto de vista de zurdo de mierda, así que prepárense. Y no, no estoy haciendo cara de Yao Ming. Gracias. Gracias a todos.
Posdatas: Quiero que contraten al trolo de Julio para las historietas, exijo que aparezcan con frecuencia. Quiero que el director de Maisonier sea como House y no tanto como Yo-ni.

Facebook

YouTube