, ,

Jerencio: Tú y yo

 Mirá que casualidad, por esas cosas de la vida ahora estamos solos, frente a frente, como dos boxeadores que se miran feo y se van a entrar con todo. Mano a mano hemos quedado, diría Martín Fierro. Entonces, aprovechando esta situación, estaría bueno hablar de las cosas importantes. Ojo, también podría cerrar esa ventana con la cortina de los Power Rangers, y cogerte, que sería lo mejor porque te entro como Cristiano Ronaldo a su shampoo preferido (quedaba gracioso si decía la marca, pero después acá me cobran la publicidad). De todas maneras tengo miedo de que me denuncien por violación, o que te guste tanto que te quieras casar conmigo, así que pasaré a explicarte la analogía que se me ocurrió. 

No seré Ronaldo, pero esto me deja el pelo re sexy.

Muchas cosas se plantean con respecto al mundo, la sociedad y los individuos; desde varias disciplinas como la sociología, psicología, filosofía y el fútbol. Las personas necesitan tener alguna idea de nuestro surgimiento, para tener una base en la cual moverse en la vida. Particularmente me gusta la explicación de la concepción del mundo de Hegel, basada en el movimiento dialéctico que luego adoptaría Carlitos Marx para muchas de sus teorías. La cosa es así: basado en los pensamientos griegos sobre el Arché (comienzo), resulta que de esa nada abstracta, el ser absoluto (entidad abstracta) se aliena de sí mismo para formar un alter-otro, que en realidad es el mismo ente, pero presentado de manera concreta. Ejemplo: Dios (yo) es un ser abstracto, y las personas son la entidad concreta que surge de él, y comparten sus mismas características. Obviamente esto es mucho más complejo para explicar, y también tiene mucha filosofía que difícilmente se aplica a la realidad, como quería Horkheimer. Entonces se me ocurrió algo: una comparación del estado de cosas, que sea NACIONAL Y POPULAR.
Me maté con esa teoría y la explicáis así nomás. Jerencio la concha de tu madre.

Pensemos en cómo es el mundo en el que vivimos: ¿cómo llegamos a él? Nos traen sin preguntarnos, y si nos lo consultaron en su momento seguramente nos engañaron y nos borraron la memoria. ¿Cómo interactuamos en él? Necesitamos relacionarnos con otros si o si, de lo contrario es como un lugar oscuro en el que te sentís perdido. Y no sólo tenés que estar con gente, también necesitas plata para satisfacer tus necesidades básicas y elementales. ¿Cómo salimos de él? Todavía no se, por favor avísenme.
Estar sumergidos en algo en donde tenés que pagar para tomar agua, o que te brinden amor en relación a la cantidad de dinero que tengas, y que no puedas salir, me recuerda mucho a un lugar. Un momento, ¡el mundo es como un cabaret! entrás por culpa de otros, estás perdido adentro, te quieren cobrar por todo (encima caro), y el amor está regulado por el nivel de efectivo que manejes en tus bolsillos (o en el banco, como yo). No quiero con esto ponerme a la altura de grandes como Hegel, Marx o Sessia; pero es una idea bastante buena para haberla pensado en 10 minutos, luego de inyectarme marihuana liquida. Y lo mejor de todo es que es fácil de entender para todos, y no para unos pocos. De todas maneras, es nada más que una simple descripción del estado de cosas, y el objetivo principal es criticar a este estado actual y modificarlo, razón por la cual debo ponerme a estudiar y reflexionar un poco más que 10 minutos. De la droga, ni hablar.

Gracias.

Facebook

YouTube